Ulldecona - Tierras del Ebro

Fecha seleccionada
Viernes, 23 Noviembre de 2018
Ulldecona - Tierras del Ebro

El Municipio

El núcleo primitivo de Ulldecona, según la carta de población de 1222, estaba dentro del recinto del Castillo. Pasados ​​los primeros momentos de inestabilidad política y cuando Jaime I había fijado el río Sénia como frontera entre el Principado y el Reino de Valencia, Ulldecona se traslada al plano (carta de población de 1273) y forma el núcleo originario de la actual población.

Ulldecona, Alcanar y La Sénia fueron creados con el fin de ser frontera, pero la estructura de Ulldecona parece que está pensada, desde un principio, para ser más grande y organizada. El centro histórico, amurallado hasta el siglo XIX, tiene la típica forma de ciudad romana, con dos ejes perpendiculares, el primero que coincidiría con la actual calle Mayor, comenzaba en el portal de Tortosa (actual ayuntamiento) y acababa en el de Valencia ( Plaza de Sales y Ferré). El segundo eje, formado por las actuales calles San Lucas (del Peso) y San Antonio, comenzaba en el portal de Morella (o del Peso) y terminaba al del Mar (o del Bebedero).

El camino de ronda de la antigua muralla era de unos 1.100 metros y coincidiría con las actuales calles Murada de Arriba y Murada de Baix. A pesar de ello, se sigue trabajando con la hipótesis de que el núcleo original sería más pequeño que el descrito anteriormente y podría situarse entre la casa del Pedido por un lado y las calles del Pilar y Roger de Llúria (del Embudo) para el otro. El plano más antiguo que se conserva de la villa es de la guerra del Francés y aún no se observan edificaciones extramuros, pero es muy probable que el recinto estuviera muy lleno y que muchas casas alargaran las paredes hasta las murallas.

Durante el siglo XIX el pueblo iría agrandando y saldría fuera de las murallas. Los portales dejaron de emplearse después de la tercera guerra carlista. La expansión definitiva tendría lugar en el primer tercio del siglo XX, que coincidiría con la época de plenitud del desarrollo agrícola de la zona, cuando se produciría el típico crecimiento reticular de los ensanches que había afectado un siglo antes las ciudades industriales. La vía del tren para la expansión urbana por el este y el pueblo se expande en las otras direcciones, aunque últimamente ha ido creciendo más hacia el oeste.

En general, aunque se pueden observar ciertas diferencias entre las viviendas y calles del casco antiguo con la restado, Ulldecona es una villa básicamente de viviendas unifamiliares, con calles bastante anchas y aptos para las exigencias modernas. El problema de la calle Mayor, al ser a la vez carretera, ha quedado resuelto con el desvío por debajo de la vía.

Una de las características que más llaman la atención al viajero que camina por Ulldecona son las ventanas horizontales, alargadas y con una polea (atornillada en medio de la parte alta) que hay en las engorfes de las casas más antiguas. Servían para subir el trigo y otros productos del campo directamente del carro dentro de casa, donde se conservaban hasta su consumo.

La villa de Ulldecona contiene unas 3.500 casas, donde viven más de 6.500 personas durante todo el año. El gentilicio utilizado actualmente es ulldeconenc / ulldeconenca, aunque antiguamente también se llamaba Ulldecona / ulldeconina



Texto extraído de la Web:

 http://ulldecona.cat/


Ulldecona - Tierras del Ebro

Comparte en

Facebook Twitter del.icio.us Google MySpace

Siguenos

Facebook