Riba-roja d'Ebre

Fecha seleccionada
Martes, 21 Agosto de 2018
Riba-roja d'Ebre

Cuando queremos hablar de la Historia de Ribarroja nos debe remitirse a la √©poca prehist√≥rica y referirnos a varios restos neol√≠ticos localizadas dentro del t√©rmino municipal. Tambi√©n otros restos arqueol√≥gicos nos hablan de la presencia de los √≠beros en la zona de la actual ermita de Santa Madrona, donde el a√Īo 2004 fue localizada una necr√≥polis preib√©rica. Tambi√©n hay constancia de la existencia de un poblado ib√©rico en el cerro donde est√° la ermita.
Del paso de los romanos por nuestro pueblo quedan frente al pueblo, al otro lado del río. Parecen corresponder a una villa romana recientemente descubierta. Las dimensiones de esta villa hacen pensar en un lugar de vivienda notable, con campos de cultivo, con prensa de vino y molino de aceite que servían para el autoabastecimiento de sus habitantes. A la entrada del pueblo viniendo por la carretera que T-741 está la partida llamada La Romaneta de claras reminiscencias romanas. Posiblemente también por aquella zona, tal como demuestran también algunos restos arqueológicos localizados por Salvador Vilaseca, había alguna otra villa romana.
Los sarracenos llegaron a la Pen√≠nsula Ib√©rica en el a√Īo 711 y r√°pidamente se expandieron por todo el territorio. La antigua Hispania fue ocupada por estos pueblos norteafricanos que llevaron una nueva forma de organizaci√≥n pol√≠tica, una nueva cultura y una nueva religi√≥n. La zona de la Ribera de Ebro fue ocupada por los sarracenos hasta el siglo XII, aunque su permanencia en estas tierras se prolong√≥ hasta su expulsi√≥n definitiva en el siglo XVI. De su presencia en Ribarroja de Ebro dan prueba la existencia del Castillo y la estructura misma de las calles del casco antiguo. Pero tambi√©n las tierras de regad√≠o en la orilla del r√≠o con sus norias que permit√≠an regar los campos y que actualmente tienen el nombre de Las Norias, una de las partidas de tierra m√°s importantes de la poblaci√≥n.
El siglo XVIII se inici√≥ con un cambio importante en la vida del pueblo, como en la de todo el Principado, como consecuencia de la llegada de los Borbones al trono espa√Īol. La nueva dinast√≠a suprim√≠a las instituciones catalanas, impon√≠a el sistema administrativo castellano y prohib√≠a el uso de la lengua catalana en los actos oficiales y en la administraci√≥n. Tambi√©n supuso un cambio en la administraci√≥n municipal. Esta, adem√°s del alcalde y de los concejales, deb√≠a integrar un s√≠ndico, funcion√≥ real que controlaba todas las actuaciones del alcalde. Estas autoridades municipales, tambi√©n las impuestas, las encontramos documentadas en varios documentos de Ribarroja, tales como el arrendamiento de la panader√≠a de la villa del a√Īo 1788.
Es tambi√©n en estos momentos cuando, a ra√≠z de la apertura de Catalu√Īa al comercio con Am√©rica, que en todo el Principado se dio expansi√≥n econ√≥mica importante. Este hecho propici√≥ la construcci√≥n de la iglesia parroquial ya que la anterior iglesia hab√≠a quedado peque√Īa. La consagraci√≥n se llev√≥ a cabo el 1793 aunque en la fachada consta, bajo la Cruz del Malta, la fecha de 1789. Parece que hubo problemas para terminar las obras de la iglesia ya que, al 1783, las autoridades municipales solicitaron a los hospitalarios la finalizaci√≥n del retablo mayor y del campanario, ya que el resto estaba terminado.
La econom√≠a del pueblo estaba basada en el campo, pero tambi√©n en el trabajo en las minas de carb√≥n del entorno. Y el r√≠o constitu√≠a un elemento fundamental para el transporte de las materias primas y de los frutos del campo. Los la√ļdes navegaban por el r√≠o, dando vida a todos los pueblos de su orilla. Desde finales del siglo XIX algunos ribarrojans trabajaban en la f√°brica de Flix. Pero la econom√≠a cambi√≥ radicalmente con otro elemento que tambi√©n hay que apuntar: la construcci√≥n de la central hidroel√©ctrica. Esta obra signific√≥ la llegada de poblaci√≥n en Riba-roja, una importante expansi√≥n en la econom√≠a y la urbanizaci√≥n de nuevas zonas en el pueblo. Surgieron los barrios de casas de Santo Domingo, de la ENHER y el barrio de Santa Madrona. La central hidroel√©ctrica vino seguida por la construcci√≥n de la Central Nuclear de Asc√≥, que tambi√©n aport√≥ nuevos habitantes al pueblo.

Text extraido de la pagina web http://www.riba-roja.cat


Riba-roja d'Ebre

Comparte en

Facebook Twitter del.icio.us Google MySpace

Siguenos

Facebook